Cocina

Miscelánea de recetas

Torrijas de Semana Santa

Es la receta clásica, torrijas con azúcar y canela. Pongo las cantidades para media barra de torrijas, si se quiere hacer entera basta con doblar las medidas. Con las cantidades que he puesto salen unas 8 o 9 torrijas grandes.

INGREDIENTES
– Media barra de pan de torrijas
– ¾ l de leche
– 4 cucharadas de azúcar para la leche
– Cáscara de medio limón
– Media rama de canela
– 2 huevos
– 3 cucharadas de azúcar para espolvorear
– 1 cucharadita de canela para espolvorear
– Aceite abundante para freír
Tiempo de preparación: 30 minutos

PREPARACIÓN
Se corta la media barra de pan en rebanadas (de un dedo de grosor) y al bies, para que empapen mejor. Se pueden cortar con un poco de tiempo para que se sequen y no estén tan tiernas.

En un bol se echa un vaso y algo de leche junto con el azúcar, la cáscara de limón y la rama de canela. Se mete un par de minutos a calentar en el microondas (también se puede calentar en un cazo y luego volcar en otro recipiente). Se deja enfriar un poco.

En un vaso pequeño se mezclan las 3 o 4 cucharadas de azúcar con la canela en polvo, para espolvorear las torrijas una vez fritas.

Se pone a calentar el aceite en una sartén de fondo grueso (así evitarás que las torrijas se quemen al freírlas).
Mientras se calienta, se echa el resto de leche en el bol con la cáscara y la canela; es mejor que esté bien fría para que la mezcla quede del tiempo y las rebanadas se empapen sin romperse.

Se añaden 3 o 4 rebanadas a la leche (las que quepan en la sartén). Se dejan el tiempo necesario para que se empapen sin romperse. Este es el secreto de las torrijas, que estén bien empapadas de leche pero que se puedan manipular sin deshacerse. Si se empapan demasiado, se pueden sacar a un plato mientras el aceite se calienta.

Se baten los dos huevos en un plato hondo para rebozar las rebanadas.

Cuando el aceite está muy caliente, se van pasando las rebanadas empapadas por huevo y se fríen. Cuando están doradas por las dos caras se sacan a una fuente (recomiendo poner papel de cocina en el fondo para que absorba parte del aceite) y se espolvorean con abundante azúcar y canela.

Si no se van a comer inmediatamente, cuando se enfrían un poco es conveniente taparlas con papel de aluminio para que no se sequen. El azúcar de encima se derrite y queda parecido al almíbar.

¡Buenísimas!

Truco: Es conveniente preparar ingredientes de sobra para que no nos quedemos cortos al cocinarlas (leche, aceite y azúcar con canela), ya que si falta alguno, tendremos que retirar la sartén del fuego y volver a empezar el proceso. Si tenemos todo preparado haremos las torrijas en un santiamén.

Origen de la foto: Tnarik Innael en Flickr
Anuncios