Autor: diypilar

Tarta de pañales

¿Alguna amiga ha tenido un bebé y no sabes qué regalarle? ¿Ya tiene de todo? La solución es hacer una tarta de pañales, cada día están más de moda. Puedes comprarla hecha, pero es mucho más bonito si la haces tú misma.

La base es un cartón redondo del tamaño que quieras y un rollo de cartón de papel de cocina (o similar). Pegas el rollo a la base con celo para que sirva de soporte a los pañales. Yo decoré la base con un encaje de papel del que se utiliza para las tartas, haciendo un agujero en el centro para introducir el rollo.

Ahora viene lo más aburrido: enrollar uno por uno los pañales y sujetar con gomas. Cuando tengas suficientes pañales, ya puedes irlos colocando alrededor del rollo de papel hasta cubrir toda la base, y sujetarlos todos juntos con varias gomas grandes (yo los fui sujetando dos a dos). Ya puedes empezar el segundo piso repitiendo el mismo proceso, pero haciéndolo más pequeño. Y así hasta que llegues a la altura total que quieres para tu tarta. Yo solo puse dos alturas de pañales, era mi primera tarta y no quería arriesgarme.

Cuando acabas toda la estructura empieza la parte divertida: pensar cómo decorarla. En mi caso, oculté las gomas con cintas de colores verde y azul y pegué lacitos y ositos de colores. Y finalmente, decoré la parte superior con un juguete (ratoncito) sujetándolo con un alambre.

Y éste es el resultado:

tarta de pañales

Para finalizar y para que el regalo quede mejor presentado, es conveniente envolverlo con papel de celofán. De esa manera conservará la forma y no cogerá polvo. ¡Espero que a Darío le gustara!

tarta con celofán

Puedes ver todo el proceso en la siguiente entrada de Facilisimo.com.

Taburete gris

Tenía un taburete frosta de Ikea desde hacía tiempo y lo necesitaba en el cuarto de baño, pero no me pegaba nada. Decidí pintarlo de gris, como los muebles, para integrarlo en la decoración. Y para darle un toque original, pinté de color plata los extremos de las patas.

La pintura elegida fue esmalte gris en acabado brillante. El resultado fue muy bueno, queda una superficie lisa y fácil de limpiar. Lo que no me convence es el esmalte plata que compré para las patas, se araña con facilidad. Creo que sería conveniente dar una mano de barniz incoloro por encima.

Y para finalizar, añadí un cojín gris para que resultara más cómodo:

taburete

 

Truco: las patas del taburete están atornilladas por debajo. Para que la pintura no tapara la cabeza de los tornillos (por si en un futuro puedo necesitar cambiar alguno), pegué bolitas pequeñas de plastilina antes de pintar. Y cuando la pintura ya estaba un poco seca, las retiré con un palillo. ¡Quedó perfecto!

Escalera Ikea a rayas

Esta escalera la pinté ya hace tiempo, aunque no había publicado cómo hacerlo. Es la escalera Bekväm, que podéis encontrar a 9,99 € en Ikea.

Como la escalera viene en madera sin tratar y la iba a usar en la cocina, quería pintarla para limpiarla fácilmente. Para ello busqué ideas en internet y decidí decorarla a rayas en los colores de la cocina (blanco, gris y naranja). Utilicé el gris como base, porque es el más sufrido. Es el único bote de pintura que tuve que comprar porque tenía restos de pinturas en color blanco y naranja. Es conveniente que sean pinturas satinadas o brillantes, porque aguantan mejor el roce.

Después de dar dos manos de pintura gris y dejar que secaran completamente, pegué cinta de pintor formando rayas de distintos anchos. Primero para la pintura blanca, y cuando estuvo seca, para la pintura naranja.

rayas de la escalera

¡Y ya está! Una escalera muy útil y bonita que también puedes utilizar como taburete auxiliar.

escalera en la cocina

Torrijas de Semana Santa

Es la receta clásica, torrijas con azúcar y canela. Pongo las cantidades para media barra de torrijas, si se quiere hacer entera basta con doblar las medidas. Con las cantidades que he puesto salen unas 8 o 9 torrijas grandes.

INGREDIENTES
– Media barra de pan de torrijas
– ¾ l de leche
– 4 cucharadas de azúcar para la leche
– Cáscara de medio limón
– Media rama de canela
– 2 huevos
– 3 cucharadas de azúcar para espolvorear
– 1 cucharadita de canela para espolvorear
– Aceite abundante para freír
Tiempo de preparación: 30 minutos

PREPARACIÓN
Se corta la media barra de pan en rebanadas (de un dedo de grosor) y al bies, para que empapen mejor. Se pueden cortar con un poco de tiempo para que se sequen y no estén tan tiernas.

En un bol se echa un vaso y algo de leche junto con el azúcar, la cáscara de limón y la rama de canela. Se mete un par de minutos a calentar en el microondas (también se puede calentar en un cazo y luego volcar en otro recipiente). Se deja enfriar un poco.

En un vaso pequeño se mezclan las 3 o 4 cucharadas de azúcar con la canela en polvo, para espolvorear las torrijas una vez fritas.

Se pone a calentar el aceite en una sartén de fondo grueso (así evitarás que las torrijas se quemen al freírlas).
Mientras se calienta, se echa el resto de leche en el bol con la cáscara y la canela; es mejor que esté bien fría para que la mezcla quede del tiempo y las rebanadas se empapen sin romperse.

Se añaden 3 o 4 rebanadas a la leche (las que quepan en la sartén). Se dejan el tiempo necesario para que se empapen sin romperse. Este es el secreto de las torrijas, que estén bien empapadas de leche pero que se puedan manipular sin deshacerse. Si se empapan demasiado, se pueden sacar a un plato mientras el aceite se calienta.

Se baten los dos huevos en un plato hondo para rebozar las rebanadas.

Cuando el aceite está muy caliente, se van pasando las rebanadas empapadas por huevo y se fríen. Cuando están doradas por las dos caras se sacan a una fuente (recomiendo poner papel de cocina en el fondo para que absorba parte del aceite) y se espolvorean con abundante azúcar y canela.

Si no se van a comer inmediatamente, cuando se enfrían un poco es conveniente taparlas con papel de aluminio para que no se sequen. El azúcar de encima se derrite y queda parecido al almíbar.

¡Buenísimas!

Truco: Es conveniente preparar ingredientes de sobra para que no nos quedemos cortos al cocinarlas (leche, aceite y azúcar con canela), ya que si falta alguno, tendremos que retirar la sartén del fuego y volver a empezar el proceso. Si tenemos todo preparado haremos las torrijas en un santiamén.

Origen de la foto: Tnarik Innael en Flickr
cabecera_portapendientes

Portapendientes

Debo reconocer que me chiflan los pendientes; tengo muchos y me regalan también muchos. Tenía un problema de organización con ellos porque, aunque los guardaba en cajitas organizados por tamaños y colores, cuando tenía que buscar la pareja de un pendiente me costaba muchísimo. Y se me enredaban unos con otros.

Buscando soluciones por internet vi varias posibilidades que me gustaron. Cogí ideas de aquí y de allí y terminé haciendo estos cuadritos con unos marcos que tenía guardados y una tela de panamá (la que se utiliza para bordar a punto de cruz). Serviría cualquier tela con trama ancha, para poder pinchar los pendientes sin hacer agujeros.

Este es el resultado:

portapendientes_dorados2

Es tan sencillo como grapar por la parte posterior del marco la tela de panamá y colgar el cuadro en la pared. Como hay que descolgarlo para coger algunos pendientes, es conveniente utilizar una alcayata y un taco y no un cuelga-fácil, que puede terminar soltándose de la pared.

trasera_portapendientes

En alguna página he visto que daban un par de manos de alkil a la tela; es una buena idea para protegerla del polvo y la suciedad. Cuando tenga ganas de descolgar todos los pendientes lo haré, lo prometo…

¡Ya veis cómo podéis tener todos los pendientes ordenados en una tarde!

portapendientes_pasillo

 

Mantita para bebé

Desde el principio del embarazo he tenido muchos problemas de insomnio, por eso empecé a tejer una mantita para entretenerme cuando estaba despierta por la noche. El problema es que compré una lana muy finita, y casi no me da tiempo a terminarla antes de que nazca el bebé. Pero lo he conseguido:

mantita_bebe_colgada

He utilizado varias técnicas:
– Punto liso y punto de ajedrez para tejer la manta.
– Ganchillo para rematar el borde.
– Aplicaciones de tela para los dibujos.
– Bordado a punto de cadeneta para las antenas y patitas.

Y he rematado la parte posterior con una tela vichi a cuadritos naranjas.

detalles mantita

Baberos para bebé

Como ya me queda muy poco de embarazo y tengo el síndrome del nido, estuve buscando el otro día cómo hacer baberos para el bebé. Y encontré unos sencillos y bonitos en la página Oh! mother mine DIY:

Web Oh mother mine DIY, babero bebé 0 a 3 meses. Se abre en nueva ventana

Enseguida pensé en dos compañeras del trabajo que están embarazadas, y me puse manos a la obra:

baberos recortados

El patrón para el babero lo podéis descargar aquí, yo lo he ampliado un poco hasta ocupar una página dinA4 completa.

Con unos retales y unas toallas pequeñas que compré a 1 euro el otro día pensando en hacer baberos, he conseguido este resultado:

baberos terminados

Como veréis, no les he hecho bolsillo porque quería bordarles el nombre y decorarlos con animalitos. El nombre está bordado a punto de cadeneta (con tres hebras de hilo) y los motivos están hechos de fieltro, bien cosidos para evitar que el bebé los pueda arrancar, y con los ojos bordados a punto de nudo. Es mejor bordar y coser los motivos y el velcro antes de coser a máquina las dos capas de tela, porque así queda el revés perfectamente rematado.

motivo pez

motivo búho

Ahora me toca hacer un babero para mi bebé 🙂 , aunque tengo tantos baberos de recién nacido que mejor se lo hago para más de 6 meses. Al principio del embarazo le bordé un babero a punto de cruz, pero todavía no sabía qué nombre íbamos a ponerle:

babero punto cruz

A continuación os enlazo algunas páginas con patrones para los animalitos:
– Patrón búho de fieltro.
– Patrón pez.

Otras ideas:
– Patrón mariquita.
– Patrón mariposa.

Pero tenéis muchas más posibilidades si buscáis un poco por internet.

Camisa masculina reconvertida en blusa de embarazada

Ya sabéis las pocas opciones que existen para comprar ropa de embarazada: o las tiendas son carísimas, o nos tenemos que conformar con los básicos de las tiendas low-cost. Por eso es interesante buscar otras formas de aprovechar la ropa que tenemos (nuestra o de nuestra pareja) y adaptarla al embarazo.

En la siguiente página podéis encontrar un recopilatorio de 50 ideas estupendas para hacerse una misma ropa de embarazada:

Página web Vicki Arnold. Se abre en nueva ventana

En el enlace llamado “SHIRRED MATERNITY TUNIC TOP” encontraréis las instrucciones que he seguido yo para reconvertir una camisa de mi marido (en buen estado, pero que no se ponía casi nunca) en una blusa de embarazada:

SHIRRED MATERNITY TUNIC TOP. Se abre en nueva ventana

Las instrucciones con fotos son muy fáciles de seguir y tenéis un enlace a otra entrada donde se explica cómo coser con hilo elástico, para el fruncido debajo del pecho.

Yo he realizado las siguientes variaciones:
– He hecho también un pequeño fruncido con hilo elástico en la espalda.
– He dejado la manga original tal y como era, sin modificar el ancho y la sisa. Tan solo he desmontado el puño para cortar la manga a mi medida y volver a coser el puño en su sitio.

Y éste es el resultado:

camisa_roja_mediocuerpo

camisa_roja_cuerpoentero
Aquí podéis observar cómo queda el cuello:

Detalle cuello
Y el detalle del fruncido en la espalda:

Detalle fruncido espalda

Minifalda de embarazada en una tarde

¿Cómo se hace una minifalda de embarazada en un rato? Muy fácil, con una minifalda que os sirva pero que no os importe transformar y con una camiseta vieja de un color similar. En la siguiente entrada “Modest maternity mini skirt” os enseñan el paso a paso.

Aquí os haré un resumen:

Primero tienes que desmontar o cortar la cinturilla de la falda y marcar con tiza dos líneas: una curva por delante para que deje sitio a tu barriga y otra más recta por detrás. A continuación recortas por la línea marcada dejando un poco de margen:

cut-for-bump-and-waistband-e1266182486614

Y después recortas la parte inferior de la camiseta (las mangas no sirven) para hacer la cinturilla ancha y cómoda de la ropa de embarazada:

jersey-panel-cut2

Luego solo hay que coser la camiseta a la falda y meter una goma elástica ajustable por el dobladillo de la camiseta. Yo aproveché el propio dobladillo que ya venía de fábrica para hacerlo, aunque si es muy estrecho, se puede dejar un margen y coser doblado para que entre la goma elástica, como indican en el dibujo.

¡Y ya está! Una falda nueva en una tarde:

falda_marron1

Como veis, ya estaba “muy embarazada”, pero me sirvió perfectamente hasta el final.

falda_marron2

cojin_buho_letras

Cojín en forma de búho

En otra entrada ya os expliqué cómo hice un cojín en forma de pez para mi hija pequeña. Pero le gustó tanto a mi hija mayor que pensé en hacer otro cojín con la misma tela pero distinto motivo. Como ahora comparten habitación para dormir el resultado es muy chulo.

Me gustan mucho los motivos de búho (en otra ocasión os enseñaré el motivo de búho que cosí en un vestido negro) y a Malena también, con lo cual me decidí por este animalito para hacer la forma del cojín. Buscando en la web encontré la página We all sew donde te puedes descargar el patrón de las distintas piezas y las explicaciones para hacer el cojín:

Página web We all sew. Se abre en nueva ventana

Yo simplifiqué el diseño al eliminar la banda roja del contorno y coser directamente la parte delantera y trasera del cojín, como veis en esta foto:

cojin_buho

Y los ojos están hechos con botones negros en vez de fieltro. Para que el tamaño estuviera equilibrado con el cojín en forma de pez, aumenté el tamaño del patrón un 20%.